miércoles, 24 de marzo de 2010

POR EL


A ti poeta, creador de ilusiones,
tierna alma en el invierno de la vida,
forjador de esperanza a golpe de versos.

A ti que navegas en el dulce camino de los besos,
que ante tu presencia el bravío mar se postra
convirtiéndose en calma agua para acariciar tus noches.

A ti, soñador de sueños inalcanzables,
principio y fin de los suspiros; de los anhelos,
firme estrella en el etéreo firmamento de los días,
hermosa senda que invita al caminante a soñar.

A ti, mis sencillas palabras,
mis mejores deseos,
mis sueños compartidos,
mi vida a tus pies.

A ti, poeta del amor.

7 comentarios:

Mistral dijo...

A ti, mujer que eres capaz de sentir con esa intensidad... la vida que se esconde, detrás de las palabras.

Un honor leer, tan bello poema.

Besos y... Gracias

Juanjo dijo...

El poeta tiene desde ahora alguien que le dedique poesías.

la rosa azul dijo...

Todo tiene un principio y un final, pero en los sentimientos y las palabras el principio es el final y viceversa. Todo fluye de ellas y a ellas llegan los sentimientos.
De los dos se alimenta el alma y todo nos da la vida.
Gracias a ti Mistral por tu visita y tu comentario.
Besos

la rosa azul dijo...

Querido Juanjo, justo es lo que dices.
Equitativo es recibir cuando todo se da. Si desnudas tu alma y la ofreces a los demás, es bonito recibir el sentimiento de los que beben de tus palabras.
Gracias por tu visita y tu comentario; te debo una.
Besos

Javier dijo...

Cuando se vive bajo los efectos del talento y la sensibilidad, como te supongo, las visitas deben de producir sentimientos encontrados.
Seré escueto: “hermoso poema”.
Enhorabuena.

la rosa azul dijo...

Querido Javier: no es talento lo que se siente, tan solo sensibilidad muy a flor de piel, y la necesidad-a veces imperiosa-de sacarlo a pasear ante almas privilegiadas como la tuya.
¿Talento?...El tuyo; en tu trabajo(al que,por cierto,admiro), en tu blog( que me encanta; es especial), y supongo, que en otras muchas facetas de tu existir que desconozco.
Muchas gracias.
Besos

Mistral dijo...

Hay cosas como el mar o tus versos, que cada vez que los veo me parecen más y más bellos.