martes, 23 de febrero de 2010

COMO TUS BESOS


Observa la magia de las palabras,
fúndete en ellas como lava ardiente de deseo,
vive en la plena y atrayente magia que ofrecen,
sucumbe con humildad a su poder.
Son las flores de invierno como tus besos,
extrañas, dulces y enigmáticas.
Ofrecen la bella estampa del milagro de la vida,
poseen la fuerza y el embrujo del poder del amor,
hacen renacer sentimientos ya perdidos y olvidados.
Obsérvalas con atención, sin mesura,
queda extasiado ante su belleza,
queda prendido de su grácil movimiento,
piérdete entre su embriagador aroma.
Y, cúbrelas de caricias,
házlas florecer con tu mirada,
haz que sueñen con verdes y suaves prados,
vive en ellas pues como tus besos son.

5 comentarios:

Jesús dijo...

Precioso poema.

Es cierto que unas bellas palabras de amor se asemejan a un beso, y que hacen aflorar sentimientos a quien las lee.

Un beso.

la rosa azul dijo...

Querido Jesús, es en los besos donde explotan los sentimientos que nos bullen muy dentro.
Besos de ternura,de ilusión, de cariño, de deseo, de pasión, de tristeza....de traición.
Lo representan todo y lo son todo.
Un abrazo

Mistral dijo...

Observo las palabras, pero sólo son bellas si la que las escribe, concibe todo el esplendor que se esconden en ella.

Y tú nos las regalas, ya seleccionadas.

Besos

la rosa azul dijo...

Querido Mistral: las palabras son la magia que surge del amor, de los sentimientos; es el único camino que a veces tenemos para hacer florecer la vida en nuestro rostro.
Besos

Begoña dijo...

Es hermoso todo cuanto traduce, ah, las palabras, qué haríamos sin ellas para lograr entendernos a nosotros mismos.
Saludos